1984

1984: América retiene el título del mejor

Este año América logró uno de los objetivos que se trazó al comenzar la temporada de 1983: retener el titulo. El otro era ganar la Copa Libertadores o cuando menos llegar a la instancia final. Este último se escapó por esos avatares que tiene el fútbol. Pero en América hay campeón para mucho rato.

Considerado como un cuadro ultradefensivo, América figuró este año con asiduidad en los arcos contrarios, entre Willington Ortiz y Juan Manuel Battaglia anotaron una cifra superior a los 40 goles.

Es indudable que el técnico antioqueño Gabriel Ochoa Uribe ejerce notable influencia en el conjunto americano. Tiene, además de sus profundos conocimientos y su inclaudicable espíritu de trabajo, un gran poder de convicción.

Cuando comenzó la serie octagonal el timonel americano no tuvo problemas para manifestar que “mi único favorito para ganar el titulo es el América; porque lo conozco suficientemente”. A medida que se desarrollaron los partidos, se le otorga la razón al entrenador, un verdadero estratega del fútbol.

El equipo rojo fue primero de comienzo a final. Después de la eliminación de la Copa Libertadores, cuando el grupo se resintió anímicamente, Ochoa pudo lavar el cerebro a sus atletas y estos reanudaron la marcha hacia la historia, después de perder en forma holgada frente al Junior en el campeonato local.

La campaña realizada por América en 1983 deja como balance: En el Torneo de la Paz, América termino tercero de su grupo detrás de Junior y Medellín. En el primer semestre enfrentó la eliminatoria de la Copa Libertadores, junto con Tolima y los equipos Alianza Lima y Universitario de Deportes. Empezó cojeando al empatar con Lima en el Pascual Guerrero, después logró nueve puntos y así se adjudicó el derecho a seguir en el torneo surcontinental de clubes.

Posteriormente se inicia la semifinal y le tocó cotejar con Gremio de Porto Alegre y Estudiantes de la Plata.

Después del segundo torneo denominado Copa de la Paz clasificó al octogonal final y gano el campeonato en una reñida serie con Junior y Nacional.

Al comenzar el año la junta directiva del América y el técnico Gabriel Ochoa Uribe, reformaron el plantel, con la intención de pelear la Copa Libertadores y si fuera posible repetir el titulo.

Llegaron Daniel Teglia, Claudio Casares, Willington Ortiz, Rafael ‘vallenato’ Agudelo, Henry Alape, Jorge Porras y Luis Antonio Marcolleta. Igualmente probaron suerte los brasileños Ademir Praticio y Coccota.

Al no tener un centro delantero definido, Ochoa ubicó a Willington Ortiz como nueve, alcanzando una producción importante de goles. Willington, si bien erró en PortoAlegre el cobro de una pena máxima, que le hubiese permitido quizá la disputa del titulo de Copa Libertadores, hoy es ponderado por miles de seguidores rojos.

Jorge Porras desde el día que salió con la titular se quedó con el puesto. Libero, Stoper, marca las dos puntas y hace de volante tapón pero por encima de todo es líder y figura.

Rafael Agudelo no tuvo la misma fortuna. Las lesiones pasaron demasiado en ‘El Vallenato’. Igual sucedió con el Chileno Luis Alfonso Marcolleta, quien llegó con un palmares impresionante que no pudo ratificar.

Juan Manuel Battaglia fue otro de los jugadores sobresalientes del América. Desde el torneo nacional hasta la liguilla mejoro notablemente su producción de fútbol y goles. El colombo-paraguayo completo su quinto año en el América y esta vez las tuvo todas consigo.

Tomado del libro del América: ’70 Años de la Pasión de un Pueblo’


Publicidad
 
Miercoles 7PM-Sabados 5PM
 
Homenaje A CHANCHERO Pte
 
BARON ROJO SUR PEREIRA
 
 
Hoy habia 2 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=