2002

¡¡¡América tricampeón!!!

"Y ya lo ven, y ya lo ven somos tricampeones otra vez".
"Y ya lo ven, y ya lo ven somos tricampeones otra vez".

Este coro entonado por todos los jugadores del América, victoriosos el 19 de junio de 2002 en Medellín (siempre en aquel 19) resonará en mí toda la vida. Se sucederán amaneceres y nos cubrirán los ocasos, serán polvo mis huesos, nuevas generaciones de americanos vendrán y no comprenderán la magnitud de esta victoria.

Llegarán nuevos triunfos y amargas derrotas, arribará el olvido como a los ojos llega el sueño, pero yo, que me abracé a los torsos escarlatas de los muchachos eufóricos, yo que canté con ellos con la voz quebrada por la emoción, el eterno bolero de Alberto Beltrán, yo que bebí esa noche todas las botellas irrespetando la fragilidad de mi averiado hígado, yo no podré olvidar jamás esos momentos ni esas voces.

Me gusta una pequeña pancarta que coloca una de nuestras barras: ‘Campeón no hay sino uno’. Pero todos los años hay un campeón, es difícil serlo , pero es común que así sea. Y bicampeones? Habrá muchos? Cuánto habrá que luchar para ser bicampeones? Cuántos partidos hay que ganar? A cuantos críticos de oficio hay que convencer? Cuánta desesperanza y cuánta angustia hay que vencer? Y ser tricampeón? A qué equivale esto? Digamos simplemente que ser tricampeón sólo lo son muy pocos, y que indudablemente estamos haciendo historia es un incesante volver a empezar, porque la historia es un incesante volver a empezar. Yo no sé , pero mi nieto, el que llevaba al pecho la noche del titulo va a saber que nació siendo tricampeón. Espero ver una pancarta enorme que diga: ‘campeón no hay sino uno, tricampeón sólo América’.

Este título que sumó una estrella más a nuestro escudo, cuyo peso específico desgarra ya las camisetas de lado del corazón, es grandioso, no solo por sumar tres títulos seguidos, que ya de por sí es una gesta, sino por las circunstancias en que se logró, luego de vivir la desesperanza de una Copa Libertadores esquiva, después de una clasificación, que si bien luchada estuvo estrecha, después de oír las plañideras que gritaban a todos los vientos la sepultura del equipo; para ver luego a un América crecido como los toros al castigo, derrumbar todos los obstáculos para el más grandioso final de los últimos tiempos, en el mejor partido que he visto en muchos años, vencer nítidamente al Nacional, en Medellín, frente a 52 mil testigos que enmudecieron respetuosos ante la calidad del tricampeón.

Este triunfo es de todos, del niño que el papá viste de rojo cuando tambalea dando sus primeros pasos, de los muchachos que vienen de lejos, a dedo, guiados por los luceros de la esperanza, de los jóvenes que absurdamente fueron asesinados en una oscura noche, por hombres más oscuros, en nuestra oscura patria y quedaron tendidos confundiendo la sangre de sus pechos con sus camisetas rojas, cediendo el corazón a los disparos.

El triunfo memorable de hoy, debe ser el triunfo de la vida , el de todos los hinchas, aún de los que claudican , de los técnicos, asistentes , de los cronistas, del que vende maní, del que en un pueblo lejano intenta sintonizar un remoto partido en una radio asmática de vigilante nocturno, pero sobre todas las cosas, este triunfo es de los jugadores, merecen sus nombres en nota separada, de los jugadores que hoy están, y de los que mañana se acercarán confiados a penetrar la gloria, de los que estuvieron en Italia de los antiguos que salieron del equipo pero lo amarán siempre, de los que emigraron legales o ilegales con un trapito rojo en sus mochilas, de los que no están en este espacio porque han muerto, y de alguna forma ya sabrán la noticia, y de don Pedro Sellares, eterno presidente cuya voz es como una mano tendida que nos sostiene siempre.

La vida escoge en cada ocasión a los mejores, ahora nosotros somos los escogimos. Si queremos seguir siéndolo hay que afrontar el futuro de cara al sol con la fuerza del alma que es la que alcanza las victorias, pero por sobre todo la sencillez, sin vanaglorias, porque nada sienta tan bien en la frente del vencedor como una corona de modestia.


Publicidad
 
Miercoles 7PM-Sabados 5PM
 
Homenaje A CHANCHERO Pte
 
BARON ROJO SUR PEREIRA
 
 
Hoy habia 2 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=